La última luz de Tralia

Título: La última luz de Tralia

Autor/a: Isa J. González

Editorial: Crononauta

Año de edición: 2020

Nº de páginas: 164

ISBN: 9788412059953

Dos civilizaciones que comparten planeta; un planeta que se está muriendo. Todos surcan las estrellas en busca de una nueva tierra, un nuevo hogar. Pero ese viaje no será ni tan bonito ni tan sencillo. Kenichi es el único superviviente de su expedición. Por suerte, su mensaje de socorro obtiene respuesta e, inevitablemente, deberá compartir su destino con los pocos zestianos, la raza con quien compartía Tralia, que quedan vivos. Su objectivo sigue siendo el mismo: la supervivencia.  Rune, Tyra, Eyra, Sigrid… Cada tripulante arrastra sus miedos, y a los fantasmas que pueblan la nave hay que sumar uno mayor: la sombra del planeta perdido y las dudas sobre si encontrarán o no un nuevo principio. Todos deberán esforzarse en superar sus traumas y su desconfianza para entrelazar su destino en una trayectoria común.

La última luz de Tralia es la primera novela publicada de Isa J. González. Una historia breve pero no por ello menos intensa. En todo momento, la autora nos sabe trasladar a la perfección al espacio y a una vida en las naves espaciales. La trayectoria de la escritora como bióloga y fan de la ciencia ficción nos transportan a un mundo con unas bases y unos problemas biológicos totalmente plausibles. Se utilizan términos científicos y específicos, pero Isa González sabe exponer toda esa información de tal modo que el lector entienda en todo momento qué está ocurriendo.

Una de las bases de esta historia es la relación entre los personajes. Se trata de un viaje espacial, sí, pero no es menos importante la interacción entre los miembros de la tripulación. En este caso, la trama se centra especialmente en Kenichi y Rune, dos personajes de dos razas distintas. Así pues, el lector se enfrenta a un choque cultural y racial. Ambas civilizaciones tienen un planteamiento muy distinto de las relaciones personales que, a su vez, son la base de su forma de vida. La autora hace un gran esfuerzo de empatía. Podría entenderse como una crítica social a las diferencias culturales y a los prejuicios que acechan nuestro mundo. Una propuesta a dejar de lado las diferencias y buscar la unión, abandonar el rencor y la venganza en paz de una nueva supervivencia, como puede deducirse de otra trama de la historia.

La última luz de Tralia es una novela corta, que deja al lector con una sensación agridulce. Es una historia bonita, con un gran peso de los sentimientos y emociones, que hace que todo aquel que la sostenga en sus manos tenga ganas de más, de descubrir el “¿y qué pasa luego?” Isa González ha hecho todo un ejercicio de maestría al demostrar que las buenas historias pueden ser breves e intensas, sin necesidad de alargarse. Eso sí, creo que todos los lectores compartirán la necesidad de saber más sobre un traliano y un zestiano, sobre Kenichi y Rune y su nuevo destino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s